sábado, 19 de diciembre de 2009

EN UN PAIS LEJANO



Hace muchos, muchos años, vivía una princesa, su padre se había vuelto a casar y su malvada madrastra , no la quería asi que la ponía a hacer todo el quehacer del castillo...
¿Cuántas veces no escuchamos este cuento?, creo que ahora deberían contarnos el otro lado de la moneda, las que vivían las madrastras con esas princesitas.
He tenido dos relaciones con hombres que, obvio por nuestra edad, no podemos hablar de no tiener hijos, eso lo entiendo, pero lo que me deja perpleja es el grado de abuso que ellos sufren de parte de sus hijos. Hijos de un divorcio, y que muy cómodamente han tomado el estandarte de victimas de tal sismo. Motivo suficiente para que su “culpable padre”, cargue con la obligación de resolverles la vida y sus problemas.
No hablo de niños, hablo de adultos jóvenes que pasan los veintitantos años, en mi experiencia de madrastra ambas eran mujeres, que por decisiones personales, de ellas obvio, dejan el titulo universitario en pendiente se casan y tienen hijos, a claro, la otra constante es que ambas “eligen” un pelmazo según sus propias palabras, adivinaron bien,  pelmazo con el que siguen viviendo y teniendo más hijos, motivo suficiente para que siga siendo su papi quien les resuelva la vida. Desesperadas buscan como hacer permanente el papel de hijas de familia.
Ah, pero eso si, muy feministas, no lavan, no cocinan, no limpian nada, porque la mujer se ha revelado. Tampoco trabajan que porque están cuidando a sus hijos, pero toda la semana están con su madre para que les ayude a tan agotadora tarea, así que se les puede hallar en el MSN todo el tiempo. Incapaces de una mínima independencia, el malvado padre, que eligió no estar solo y rehacer su vida, debe pasarles una parte proporcional de sus ingresos, llevarlas a comer para que no se aburran de estar metidas en su casa y tomarles la llamada cuando hablan a punto de histeria por algún incidente menor, además de siempre comprender que ellas jamás aceptaran a su nueva pareja.
Mi abuela Carmela, era la segunda esposa, conmigo fue una abuela amorosa, tal vez por esto, nunca me cuadro el dramonon estilo televisa de las segundas esposas malvadas.
En  fin, ahora, soy la malvada madrastra que vino a pincharle la pompa de jabón a una princesa. Frente al espejo río sinistra y pregunto: espejito, espejito ¿puedes decirme, quién es la mujer mas bella de esta reino? Ja, la realidad tengo claro que una cosa es el amor de pareja y otra el amor a los hijos, lo malo es que la princesa de éste cuento no lo ve así. Os  dejo, debo limpiar la chimenea, las dos alas del castillo, preparar la comida, hacer algo de trabajo pendiente, mi hora de bici para no ponerme gorda, porque eso si estaría peor, encima de madrastra y mala, ¿ahora gorda?, no eso no puede ser, debo seguir "embrujando al rey con mis obscuras artes".

lunes, 14 de diciembre de 2009

Cuándo una SEÑORA tiene que recordarle a su entorno que lo es… hay un problema



Esta frase me la enseño mi abuela, una mujer que salió de un pueblo y, junto con mi abuelo, llegó lejos…
Hoy fui a la presentación de un libro, todos los presentadores insistían en que eran representantes de la contracultura. Francamente me molestó.
No acepto que ir pedo a presentar el libro de una persona sea ser contracultural, para mí eso tiene otros nombres. De entrada, porque quien tomó horas de su vida para plasmarlas y dejar una expresión de ello merece respeto y, lo mínimo, es que quien se autoproclama admirador del proceso creativo debería ser consciente de ello, pero creo que esto es otro cirquito más, de una sola pista, desgraciadamente.
Sí, creo que muchos de los talentos creativos que hoy admiramos, en su puta vida tuvieron ganas de autoproclamarse artistas y enviar su currículum para recordarnos a nosotros; simples mortales, que gozábamos de la venía de convivir con ellos.
Pienso que Van Gogh poco se daba cuenta del impacto que tendría su grito, sólo seguía la necesidad de expresarse… Para mí, cualquier persona que usa el proceso creativo como forma de pretender ser o llegar al titulo de… no merece más que una sonrisa de condescendencia… ¿Otro más que muerde el polvo?
Al final, creo que muchos de “nuestros talentos” no son más que el montaje de un cuerpo de mercadotecnia y, desgraciadamente o no, quién realmente es bueno en ello rara vez gozará de esas glorias en vida.
Así pues, después de esta semana creo menos en la cultura, o en lo que socialmente es reconocido como tal. Si un tipo llega todo jarra a presentar la obra creativa de otro de “nuestros talentos“, porque eso es contracultura y necesita platicarnos de que una noche se fue de drinks con Pérez de las pitayas y otro con x, y y z, el pobre no vale más de dos centavos. Lo mismo daría que se fuera con el mismo Bukowski (sujeto de su idolatría) si no hubo reflexión de por medio. Básicamente la noche de hoy fue como leer mails con asunto pero sin mensaje.
Dudo que Bukowski en su pedas siquiera le importará anotarse como contracultural, creo que estaba más clavado en mitigar el dolor de existir y tratar mínimamente de entender el “que coños hago aquí”.

sábado, 5 de diciembre de 2009

LA COSECHA DE MUJERES NUNCA SE ACABA... y el trabajo tampoco


Pues siguiendo con el drama de: José Luis, la SHCP, sus contadores y su esposa. Fue una semana del renabo con disgustos, frustraciones y sombrerazos. Pero creo que al final ya se ve la luz y no porque me esté yendo de este mundo.

El lunes fuimos a Hacienda (que esta a 2 horas de distancia; según la ex contadora, allá le tocaba a JL). Pues llegó amorcito a la SHCP, tomó su turno y expuso su problema a la señorita burócrata de Hacienda; la burócrata, sin mayores miramientos, le dijo que nel pastel, pagas todo. De nada sirvió explicar que la tal Carmen que se hizo pasar por contadora de JL nunca presentó las declaraciones pertinentes, pero eso si cobró y en tiempo y forma. El total a pagar por multas de un mentado DIOT, que hasta ese lunes supimos de su existencia y funcionamiento rebasa por mucho lo que JL genera como ingresos por recibo de honorarios.

Afuera de la SHCP había unos volantes anunciando servicios varios, así que fuimos. Obvio, lo primero que había que hacer era declarar todo 2009, motivo por el cual estaban llegando las multas. Además de enterarnos con sistema en pantalla que la dulce Carmen no había hecho nada de nada en este tiempo, y que las multas a pagar pudieron evitarse si al primer requerimiento que se le dio a Carmen ella nos hubiera dicho que faltaba. Así que el martes ahí vamos de regreso a llevar todo los papelitos llamados recibos de honorarios y documentos sacados hasta de debajo de los cimientos de la casa que pudieran funcionar para poner en orden todo este desbarajuste fiscal.

JL encabronadisimo por toda la lana que había que pagar, y yo frustrada, porque ¡hay hombres de cabeza más cerrada! que bueno... Cariñito juraba y perjuraba que era un complot a su "carrera periodística", que era el final de los tiempos... bueno, qué les digo, por más razonamientos que le exponía, él seguía trepado en su papel de Libertad Lamarque. Y yo muerta de angustia, imaginándome que JL se volaba la tapa de los sesos o caía en un coma diabético, inclusive ¿porqué no?, que agarraba el auto y se iba a estampar contra algún muro de contención; en cuestión de segundos me veía en alguna esquina viviendo de la caridad y recordando tiempos de gloria, con un rebozo deshilachado cubriéndome la cabeza. Ja ja ja, que ahora pensándolo bien, hubiera sido todo un problema conseguirme un rebozo, nunca he tenido uno... cabecita loca la mía.

El miércoles llega la lic. de Hacienda a cobrar o a embargar; ya explicándole todo el show, ella me aconsejó cubrir la multa por la cual procedía el embargo y me dijo que exigiera la reducción del 50% de la multa, ya que tenía todo para que se le concediera a JL. Y digo, el lunes habíamos pagado otra multa. ¿Por qué el lunes la burocratita no quiso hacer efectiva la reducción?, ¿porqué estos burocratitas de SHCP se portan como jueces, si su papel es de servidor público? La realidad, es un caos tener al día las declaraciones por el pésimo trabajo y legislación que han hecho de la tarea tributaria todo un misterio.

Otro tip de la licenciada de cobranza (la más amiga) fue informarme que hay otra recaudadora a 10 mins de la casa, osseaaaa Carmen nos mandaba hasta donde el viento se regresa por no estar informada. Creo que Carmen no es contable, creo que más bien es como la recepcionista de algún despacho, porque nunca dio pie con bola de por qué llegaban las multas, la muy sope. Y aclaro, si a manera de despecho Carmen trabaja en otra secretaria pública, si es otra burócrata más que cobra su salario por tener capacidades de bajo cero y un pésimo desempeño laboral supongo, si un trabajo que cobra como profesionista esta tan mal hecho ¿cómo será la calidad de trabajo en puesto de gobierno? Y sí, sí es ardor, porque hace como seis meses que pasé mi CV aquí en el DF a una amiga de JL que podía conseguirme alguna oportunidad de trabajo, a ella se le hizo que no era suficiente porque no hablaba inglés.

En fin, hoy fui a recoger las declaraciones y pagar al contable (nuevo) así que ya estamos al día ante la SHCP.

Se metieron unos amparos sobre las multas del DIOT, que esperamos nos sean válidos. Por lo menos ya se acabaron los motivos para que sigan llegando las infracciones, y a JL lo traigo más que en orden en cuanto al desmadre que traía con su papelería fiscal.

Lo que sí, sigo sin entender por qué me aventé un curso exprés de terminología y procedimientos fiscales , ¿en base a que cotizan las multas del DIOT?, si uno declara impuestos por debajo de los 5,000 mensuales, ¿por qué la multa a una declaración de información (eso es el DIOT) es de hasta 9,000?. Ah, y a Carmen le puedo agradecer que este invierno mi trasero no tomará sol.

Supongo este será otro de los tantos Actos de fe que nos exige Calderón.
(En la edad media, la iglesia católica exigía creer en lo más absurdo y a eso se le llamaba Acto de fe).