sábado, 5 de diciembre de 2009

LA COSECHA DE MUJERES NUNCA SE ACABA... y el trabajo tampoco


Pues siguiendo con el drama de: José Luis, la SHCP, sus contadores y su esposa. Fue una semana del renabo con disgustos, frustraciones y sombrerazos. Pero creo que al final ya se ve la luz y no porque me esté yendo de este mundo.

El lunes fuimos a Hacienda (que esta a 2 horas de distancia; según la ex contadora, allá le tocaba a JL). Pues llegó amorcito a la SHCP, tomó su turno y expuso su problema a la señorita burócrata de Hacienda; la burócrata, sin mayores miramientos, le dijo que nel pastel, pagas todo. De nada sirvió explicar que la tal Carmen que se hizo pasar por contadora de JL nunca presentó las declaraciones pertinentes, pero eso si cobró y en tiempo y forma. El total a pagar por multas de un mentado DIOT, que hasta ese lunes supimos de su existencia y funcionamiento rebasa por mucho lo que JL genera como ingresos por recibo de honorarios.

Afuera de la SHCP había unos volantes anunciando servicios varios, así que fuimos. Obvio, lo primero que había que hacer era declarar todo 2009, motivo por el cual estaban llegando las multas. Además de enterarnos con sistema en pantalla que la dulce Carmen no había hecho nada de nada en este tiempo, y que las multas a pagar pudieron evitarse si al primer requerimiento que se le dio a Carmen ella nos hubiera dicho que faltaba. Así que el martes ahí vamos de regreso a llevar todo los papelitos llamados recibos de honorarios y documentos sacados hasta de debajo de los cimientos de la casa que pudieran funcionar para poner en orden todo este desbarajuste fiscal.

JL encabronadisimo por toda la lana que había que pagar, y yo frustrada, porque ¡hay hombres de cabeza más cerrada! que bueno... Cariñito juraba y perjuraba que era un complot a su "carrera periodística", que era el final de los tiempos... bueno, qué les digo, por más razonamientos que le exponía, él seguía trepado en su papel de Libertad Lamarque. Y yo muerta de angustia, imaginándome que JL se volaba la tapa de los sesos o caía en un coma diabético, inclusive ¿porqué no?, que agarraba el auto y se iba a estampar contra algún muro de contención; en cuestión de segundos me veía en alguna esquina viviendo de la caridad y recordando tiempos de gloria, con un rebozo deshilachado cubriéndome la cabeza. Ja ja ja, que ahora pensándolo bien, hubiera sido todo un problema conseguirme un rebozo, nunca he tenido uno... cabecita loca la mía.

El miércoles llega la lic. de Hacienda a cobrar o a embargar; ya explicándole todo el show, ella me aconsejó cubrir la multa por la cual procedía el embargo y me dijo que exigiera la reducción del 50% de la multa, ya que tenía todo para que se le concediera a JL. Y digo, el lunes habíamos pagado otra multa. ¿Por qué el lunes la burocratita no quiso hacer efectiva la reducción?, ¿porqué estos burocratitas de SHCP se portan como jueces, si su papel es de servidor público? La realidad, es un caos tener al día las declaraciones por el pésimo trabajo y legislación que han hecho de la tarea tributaria todo un misterio.

Otro tip de la licenciada de cobranza (la más amiga) fue informarme que hay otra recaudadora a 10 mins de la casa, osseaaaa Carmen nos mandaba hasta donde el viento se regresa por no estar informada. Creo que Carmen no es contable, creo que más bien es como la recepcionista de algún despacho, porque nunca dio pie con bola de por qué llegaban las multas, la muy sope. Y aclaro, si a manera de despecho Carmen trabaja en otra secretaria pública, si es otra burócrata más que cobra su salario por tener capacidades de bajo cero y un pésimo desempeño laboral supongo, si un trabajo que cobra como profesionista esta tan mal hecho ¿cómo será la calidad de trabajo en puesto de gobierno? Y sí, sí es ardor, porque hace como seis meses que pasé mi CV aquí en el DF a una amiga de JL que podía conseguirme alguna oportunidad de trabajo, a ella se le hizo que no era suficiente porque no hablaba inglés.

En fin, hoy fui a recoger las declaraciones y pagar al contable (nuevo) así que ya estamos al día ante la SHCP.

Se metieron unos amparos sobre las multas del DIOT, que esperamos nos sean válidos. Por lo menos ya se acabaron los motivos para que sigan llegando las infracciones, y a JL lo traigo más que en orden en cuanto al desmadre que traía con su papelería fiscal.

Lo que sí, sigo sin entender por qué me aventé un curso exprés de terminología y procedimientos fiscales , ¿en base a que cotizan las multas del DIOT?, si uno declara impuestos por debajo de los 5,000 mensuales, ¿por qué la multa a una declaración de información (eso es el DIOT) es de hasta 9,000?. Ah, y a Carmen le puedo agradecer que este invierno mi trasero no tomará sol.

Supongo este será otro de los tantos Actos de fe que nos exige Calderón.
(En la edad media, la iglesia católica exigía creer en lo más absurdo y a eso se le llamaba Acto de fe).

No hay comentarios: